El riesgo de morir en los jóvenes obesos y los ancianos es equivalente.

Es inevitable pensar que el coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida y pensamiento radicalmente, si bien sabemos la pandemia nos ha afectado en todos los ámbitos y aún no hay una vacuna efectiva que pueda terminar con ésta pesadilla que vivimos todos en todo nuestra planeta.

Hoy en día, muchas personas hacen todo lo posible para evitar contagiarse de ésta terrible enfermedad, e incluso cada día que pasa la información que adquirimos es mayor, bien sea en las redes sociales, noticieros, y los experimentos que se han llevado a cabo por parte de los expertos para estudiar éste fenómeno. Sin embargo, hay muchos factores que inciden en el contagio del mismo y las probabilidades de ser curado, pues nos encontramos en una problemática que no sólo pone en riesgo a aquella población que padece de enfermedades respiratorias tales como asma, o incluso diabetes e hipertensión, sino que también se podría complicar en una persona con problemas de obesidad.

Una investigación ha arrojado recientemente que el sobrepeso es un factor que puede agravar el pronóstico de la enfermedad. Tal estudio fue publicado hace unos días en The Lancet, el cual revela que la obesidad agrava la situación del Covid-19 en los jóvenes. «Hay que contemplar la obesidad por sí misma como un factor de riesgo suficiente en gente joven que llega a la UCI», explica el autor principal, David Kass, profesor de Cardiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. «En ese sentido, hay un mensaje simple: si tienes sobrepeso no pienses que si tienes 35 años estás más seguro (de un Covid-19 grave) que tu madre o tus abuelos u otras personas de 60 o 70 años», afirma Kass a Medscape Medical News.
Así mismo, la investigación que se realizó incluyó a 265 pacientes (58 por ciento hombres) a finales del mes de marzo en varios hospitales de Estados Unidos y, los resultados demuestran que los problemas de sobrepeso pueden ser de gran riesgo en los posibles casos de complicaciones por coronavirus en distintas edades.

Por lo que los jovenes de 35 años podrían presentar las mismas complicaciones que un anciano de 60 o 70 años. En comparación, se realizó una investigación de 1.591 pacientes de la UCI en Italia, en el que sólo 203 eran menores de 51 años. Las enfermedades y afecciones comunes entre esos pacientes incluían hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo 2, con datos similares reportados por China.

Ésta respuesta se debe a que «la obesidad ejerce una presión adicional en el diafragma que dificulta la respiración».

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*