La OMS y el uso correcto de las mascarillas ante la pandemia.

La situación que vivimos por el coronavirus nos ha hecho cambiar radicalmente nuestra manera de pensar y actuar durante éste año. Conforme pasa el tiempo, los científicos siguen llevando a cabo distintos estudios para controlar la pandemia que originó éste fenómeno y sobre todo con la convicción de que muy pronto saldremos de ésta problemática.

Ciertamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS), sostiene que debemos adaptarnos a los cambios y asumir los hábitos de higiene como una responsabilidad, así como también cumplir las medidas de confinamiento y distanciamiento social que hasta ahora han evitado una propagación aún mayor. Sin lugar a duda ha sido una tarea compleja pero no imposible, no obstante, es muy importante evitar exponernos ante la sociedad y, en el caso de hacerlo, utilizar el barbijo o mascarilla correspondiente para prevenir el contacto de partículas que dan inicio a ésta enfermedad.

El uso de la mascarilla ha generado ciertas disyuntivas entre muchas personas, e incluso está comprobado que el uso de la misma no es recomendable mientras estamos haciendo actividades físicas ya que nuestro sistema respiratorio se vería en problemas muy serios. El uso de la mascarilla juega un papel muy importante al actuar como barrera contra el coronavirus que provoca el Covid-19, sin embargo, su uso debe estar limitado sólo al interactuar con personas en una distancia corta. Ésto quiere decir, que una persona que no presente síntomas de la enfermedad puede exponerse en las calles sin necesidad de usar éste protector siempre y cuando no esté en contacto con personas.

La Organización Mundial de la Salud ha resaltado que la presencia del virus no queda flotando en el aire no es posible que se transmita si salimos a la calle o caminamos por un supermercado donde pasó un rato una persona infectada., por lo que no es necesario el uso de la mascarilla en todo momento.
Hasta el momento, no hay evidencia científica de algún riesgo por parte de las personas al exponerse sin mascarilla siempre y cuando no estén en contacto con otras personas cercanas. El organismo indica que la distancia mínima entre dos personas debe ser de 1 metro.
Además de las partículas de saliva, tos o estornudos, otra vía de contagio puede ser tener contacto con las superficies en las que haya tocido o estornudado una persona portadora del virus.

Ante ésto, la OMS sigue insistiendo en la importancia que tiene la higiene frecuente de las manos, así como la limpieza y desinfección ambiental.
Investigadores de Singapur realizaron varios estudios recientes en donde tomaron muestras de aireen habitaciones de pacientes con síntomas de Covid-19 y no hallaron ARN en el aire, tal como lo publicaron en la revista JAM. Ese resultado, coincide también con el de un análisis de 75.465 casos de Covid-19 en China, donde se comprobó que tampoco se había reportado ningún contagio por transmisión aérea del virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*